Bruxismo

Solicita más información

¿En qué consiste?

El bruxismo y se conoce más comúnmente por el hábito de rechinar y apretar los dientes de forma inconsciente y no funcional. Las causas pueden ser varias, desde factores funcionales como una mala mordida, hasta emocionales como es el caso del estrés, la ansiedad, la depresión…..que son capaces de desencadenar patología dolorosa con dolor facial, dolor mandibular, problemas de articulación, dolor de cuello, dolor de oído, etc. Todo ello afecta muy negativamente a la calidad de vida de quien lo padece. Con toxina botulínica podemos tratar de manera eficaz esta afección.

¿En qué consiste el tratamiento?

La aplicación de la toxina botulínica en los músculos masticadores en una sola sesión ha demostrado ser una excelente herramienta para combatir las alteraciones del bruxismo. Se realiza pequeñas inyecciones de toxina en estos músculos, produciendo la relajación de los mismos y evitando así la patología dolorosa derivada de su contracción excesiva.

¿Para quién?

Solicítenos más información y valoraremos si le vendría bien este tratamiento.

Beneficios

  • Relaja los músculos masticadores, impidiendo su contracción excesiva
  • Alivia los dolores faciales
  • Afina el rostro

Aplicación

20 minutos

Anestesia

No precisa

Resultados

En una sola sesión. El efecto aparece a los 4-5 días y dura unos 5 meses.

Postratamiento

Incorporación inmediata a la actividad normal.

Precio orientativo

Desde 400 €