Cuperosis y rosácea

Solicita más información

¿En qué consiste?

La cuperosis y la rosácea son afecciones de la piel generalmente hereditarias. La cuperosis es una ampliación de pequeños vasos sanguíneos superficiales, los llamados capilares, que generalmente se debe a una debilidad del tejido conectivo. La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que se manifiesta en la zona central de la cara: en las mejillas y la nariz, con síntomas similares que luego pueden convertirse en nódulos y espinillas, que no deben confundirse con el acné. Ocasionalmente, se produce un engrosamiento de la nariz, un efecto secundario desagradable, que se observa principalmente en los hombres.

Existen distintas terapias que ayudan a disminuir los brotes de rosácea y que pueden eliminar algunos capilares. Estas son:

  • Tratamiento domiciliario: Es importante seguir las recomendaciones cosméticas del médico. Según los casos se pautará tratamiento con fármacos
  • Luz pulsada: La terapia de luz pulsada reducirá o eliminará capilares y ayudará a prevenir los brotes de rosácea.

¿Para quién?

Solicítenos más información y valoraremos si le vendría bien este tratamiento.

Beneficios

  • Se controla la aparición de brotes de rosácea
  • Elimina capilares
  • Mejora la apariencia de la piel

Aplicación

20 minutos

Anestesia

No requiere

Resultados

Desde la primera sesión

Postratamiento

No deja secuelas. La persona se puede incorporar a su rutina inmediatamente después del tratamiento.

Precio orientativo

Desde 100 €